La ultraderecha argentina tiene nuevos enemigos: la comunidad swiftie y el ‘army’ de BTS


Javier Milei, un economista libertario de ultraderecha, se ha mantenido a la cabeza de la campaña presidencial por el voto de los jóvenes.

Para obtener la victoria en la segunda vuelta, que se celebrará este mes, tendrá que mantener el apoyo de ese grupo demográfico clave, según los encuestadores. Pero ahora, un obstáculo importante se interpone en su camino: la comunidad swiftie.

Escuadrones de seguidores argentinos de la estrella de pop Taylor Swift se han vuelto políticos. En internet, han centrado su atención en Milei y su partido libertario en ascenso, presentándolos como un peligro para Argentina, mientras que la propia Taylor Swift se prepara para llegar al país la próxima semana para el lanzamiento, fuera de Norteamérica, de su gira Eras.

“Milei es Trump”, decía una publicación de un grupo llamado Swifties contra La Libertad Avanza, el nombre del partido de Milei.

Después de que Milei quedara en segundo lugar en las elecciones argentinas, el mes pasado, lo que lo lleva al balotaje este 19 de noviembre, 10 fans argentinos de Swift crearon el grupo y emitieron un comunicado de prensa en el que le pedían a otros seguidores que votaran en contra de Milei. Dijeron que se habían inspirado en los esfuerzos de Swift por enfrentarse a los políticos de derecha en Estados Unidos.

“No podemos no dar la batalla luego de haber escuchado y visto a Taylor dar todo para que la derecha no gane en su país”, señaló el grupo en un comunicado. “Como dijo Taylor: tenemos la necesidad de estar en el lado correcto de la historia”.

El anuncio de dos páginas fue visto 1,5 millones de veces en X, la plataforma anteriormente conocida como Twitter, antes de que el sitio suspendiera la cuenta sin explicación, dijo el grupo.

En el comunicado, calificaron las posiciones de Milei contra el aborto legal, su apoyo a la flexibilización de las leyes sobre armas y sus propuestas para reformar la educación pública y la atención de salud pública como un “peligro” .

El comunicado también abordó los comentarios de Milei o su partido en contra del feminismo, sobre las afirmaciones de que no existe una brecha salarial entre hombres y mujeres y sobre la declaración de que las atrocidades cometidas por la dictadura militar de Argentina de 1976 a 1983 fueron simples “excesos”.

Milei, en respuesta, no le ha dado importancia a la comunidad swiftie. “No soy la ultraderecha”, dijo a una estación de radio. “Que expresen lo que les parezca”. Su campaña se negó a hacer comentarios.

Taylor Swift, quien inicia el jueves una serie de tres espectáculos con entradas agotadas en Buenos Aires, no ha comentado públicamente sobre las elecciones argentinas.

Las críticas de los swifties a Milei han virado la conversación hacia sus puntos de vista sociales conservadores y lejos de sus drásticas propuestas para revertir la crisis económica de Argentina, que incluyen deshacerse del peso argentino, optar por el dólar estadounidense y cerrar el banco central del país.

Pero no es solo la comunidad swiftie la que se está organizando contra Milei. Él y su compañera de fórmula, Victoria Villarruel, también enfrentan críticas de legiones de fanáticos leales de otro gigante musical, la banda de K-pop BTS. Son tan activos y organizados en internet que se les conoce como el ejército BTS, o el BTS army.

La semana pasada, la furia de ese ejército se desató sobre Villarruel después de que resurgiera una serie de tuits suyos denigrando al grupo de K-pop. En 2020, comparó el nombre BTS con una enfermedad de transmisión sexual. También se burló del cabello teñido de rosa y verde de algunos miembros.

Esos tuits provocaron una respuesta tan feroz de los fans de BTS, acusándola de xenofobia, que un gran club de fans de BTS en Argentina se sintió obligado a tratar de calmar a sus compañeros. “El mensaje que transmite BTS es siempre el respeto hacia todos y uno mismo”, decía el comunicado del fanbase, que ha sido visto 1,9 millones de veces, según X.

La única respuesta en línea de Villarruel ante la controversia sobre BTS fue un tuit en el que se refirió a su publicación sobre el nombre de la banda como “charlas graciosas” de “hace mil años”.

La base política de Milei depende particularmente de los votantes jóvenes. Una encuesta realizada a 2400 personas en octubre mostró que casi el 27 por ciento de su apoyo procedía de personas de entre 17 y 25 años, frente a menos del 9 por ciento de ese segmento que apoya a Sergio Massa, el ministro de Economía de centroizquierda que se enfrenta a Milei en la segunda vuelta. Las personas menores de 29 años representan el 27 por ciento de todos los votantes elegibles en Argentina.

Muchos votantes jóvenes dijeron que ven a Milei, quien usa chaquetas de cuero y empuña una motosierra en sus eventos de campaña, como el candidato al margen de la política tradicional “cool” que también se ha convertido en una especie de meme en línea.

“La mayoría de nuestra edad, más o menos de 16 para arriba, hasta los 25, lo vota a él”, dijo Mateo Guevara, de 21 años, un estudiante que asistió a un mitin de Milei el mes pasado en Salta, una ciudad del norte del país. “Es un tipo que salió de la nada”.

Milei y Massa parecen encaminarse a una contienda reñida. Una encuesta publicada el viernes por Atlas Intel mostró que Milei tenía una ventaja de cuatro puntos porcentuales, con un margen de error de dos puntos.

Taylor Swift evitó comentar sobre política durante la mayor parte de su carrera. Pero en 2018 rompió su silencio para oponerse a Marsha Blackburn, la candidata republicana al Senado por Tennessee, el estado natal de Swift, lo que contribuyó a desencadenar un aumento en el registro de votantes jóvenes en las elecciones intermedias de ese año en Estados Unidos.

Swift dijo que se sentía obligada a hablar en contra de Blackburn, quien contó con el respaldo del expresidente Donald Trump, porque el historial de la política “me horroriza y aterroriza”, incluidas posiciones sobre igualdad salarial para las mujeres, violencia contra las mujeres y los derechos de la comunidad LGBT. Al final, Blackburn ganó.

La canción de Swift “Only the Young”, un grito de guerra que describe a los jóvenes como agentes de cambio, apareció en un anuncio del representante Eric Swalwell, un demócrata por California, en un esfuerzo por conseguir el voto en 2020.

Y los comentarios de Swift en un documental de 2020, en el que dijo que había decidido oponerse públicamente a Trump a pesar del riesgo para su carrera, han estado circulando ampliamente en Argentina en las últimas semanas.

Las bases de fans de BTS son su propia fuerza política y es probable que ayudaran a reducir la asistencia en un mitin de Trump en Tulsa, Oklahoma, en 2020 al reservar asientos y no presentarse.

Afuera del estadio de fútbol de River Plate en Buenos Aires, donde Swift se presentará la próxima semana, un contingente de swifties ha estado acampando para ver el recital. Varias dijeron que no estaban dispuestas a mezclar la política con la música.

“La realidad de Estados Unidos es una realidad completamente distinta a la que uno vive acá”, dijo Barbara Alcibiade, de 22 años, repostera. “Es verdad que un gran porcentaje de las fans puede seguir ciertos ideales o valores que representa ella, pero no significan que eso represente a todos”.

Las swifties detrás del comunicado de prensa en contra de Milei dijeron que nunca afirmaron hablar en nombre de Swift ni de todos sus fans. “Por eso nosotras fuimos muy cuidadosas de no decir: Taylor no votaría a Javier Milei”, dijo una integrante, Macarena, de 29 años, quien se negó a dar su apellido porque dijo que el grupo había recibido amenazas en línea.

Pero para Macarena y sus amigos, los paralelismos entre Milei y Trump son claros.

“No hay ninguna cita de Taylor que vos puedas usar para decir: ‘Voy a votar un candidato de la ultraderecha’”, dijo.

En una escuela de baile de K-pop en Buenos Aires, los fans de BTS dijeron que los comentarios de 2020 de la compañera de fórmula de Milei despreciando a BTS sirvieron solo para reforzar su aversión hacia Milei.

“Me dio mucha bronca”, dijo Marcela Toyos, profesora de 36 años, después de bailar el éxito de BTS “Mic Drop”. “Siempre son puntos de ataque por la xenofobia”.

Macarena dijo que ella y sus amigos ahora tienen un grupo de WhatsApp de 140 swifties en Buenos Aires que planea colocar carteles oponiéndose a Milei afuera de los conciertos de Swift la próxima semana. También están coordinando con grupos más pequeños en otras provincias, dijo.

Antes de la llegada de Swift, la legislatura de Buenos Aires votó el jueves para nombrarla invitada de honor. Los únicos funcionarios que votaron en contra de la propuesta fueron miembros del partido de Milei.

Jack Nicas colaboró reportando desde Río de Janeiro.




Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *